GESTIÓN DEL TALENTO HUMANO PARA LA COMPETITIVIDAD DEL SECTOR



En diversos sectores de la economía es posible encontrar áreas especializadas en la administración de personal, todo porque son conscientes de que el desarrollo de la industria y los productos se da gracias al capital humano.



Las ferreterías como sector emergente en la economía nacional, no puede quedarse atrás. Gestionar el personal de un negocio va más allá del manejo de la nómina o celebrar el cumpleaños de los colaboradores, se trata de la búsqueda del mejor personal para incorporarlo a la empresa mientras que se le da brillo a quienes ya hacen parte de la empresa, a través de evaluaciones y capacitación oportuna.


¿PARA QUÉ GESTIÓN HUMANA?

Existe un aspecto fundamental que es el tema legal. Existe una legislación laboral en Colombia que involucra toda una serie de procedimientos y procesos que deben cumplirse adecuadamente; por ello, señala Juan Antonio Pizarro, Director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Gestión Humana (ACRIP) de Bogotá y Cundinamarca, “es esencial una persona que maneje perfectamente esos procedimientos básicos: contratación y afiliación a los distintos organismos. Se trata de alguien que entienda la importancia de tener la gente adecuada en la organización, que garantice el ambiente con las herramientas necesarias que le permitan desarrollar su trabajo, que crezca como profesional e individuo, y sea productivo para la empresa”.

En los últimos años ha habido un fuerte cambio en el papel y la responsabilidad del área de recursos humanos (RR.HH), a raíz de la concienciación de la importancia del capital humano en las empresas, como explica Lilia Rodríguez, Gerente de recursos humanos de Saint Gobain Abrasivos: “El área de RR.HH es la responsable por encontrar y promover el mejoramiento de las personas teniendo en cuenta la competitividad del mercado, las condiciones cambiantes del entorno y la necesidad de ofrecer un valor agregado a los clientes”. Para Camilo Herrera, Consultor Sénior de Adecco Colombia S.A., no se trata de tener un área como tal sino de tener claros los procesos de gestión humana. “Deben saber qué gente seleccionar, que se ajusten al perfil, no sólo a los conocimientos sino también al estilo del jefe y la organización; y saber administrar el capital humano.

La necesidad está en que la mayoría de las empresas donde el personal es un recurso más y la parte de gestión lo ven más como la capacidad que me está dando, es decir, cómo tú mantienes a la gente que quieres bajo el salario que quieres y la motivación que quieres en el tiempo”.

Sin embargo, se ha creído por mucho tiempo que quienes responden por todo el personal de una empresa es el área de RR.HH, cuando se trata de un grupo que coordina distintas acciones a lo largo y ancho de la organización pero que, como cualquier área, está supeditada a la voluntad de los jefes.Gloria Ortiz Férez, sicóloga organizacional y consultora sénior de Sight Consulting, aclara que “la antigua creencia estaba en que RR.HH despedía a todo el mundo, pero la realidad es que esta área es el ente coordinador que debe formar a los jefes para que se conviertan en líderes; y, cada jefe de área, debe liderar sus propios recursos humanos porque es el jefe el que se encarga de apoyar el desarrollo de la gente”.

Se trata de empoderar a los jefes de área para que trabajen con todas las políticas establecidas desde RR.HH porque: “cuando hay disminución en el desempeño, tristeza, irregularidades, conflictos; quien debe hacer un acompañamiento de la situación es el jefe inmediato no RR.HH. porque no están enterados de lo que realmente está pasando para poder hacer los correctivos adecuados”, añade.


SOBRE EL GESTOR

La persona encargada de RR.HH es quien diseña el tipo de contratación que la empresa necesita, le garantiza al negocio y al trabajador si el tipo de contrato es temporal, a término fijo, término indefinido con las razones por las cuales se escoge ese tipo de contrato, y los costos que asumirá la empresa con cada uno. “Son aspectos fundamentales para lo que funciona el designado para administrar el talento humano. Todo comienza por dar cumplimiento a la ley, luego puede entrar a evaluar si cuenta con el personal para hacer funcionar a la empresa; así podrá saber para dónde ir y crecer de forma ordenada. Se trata de aspectos relacionados con la planeación y dimensionamiento de la empresa”, aclaran de Adecco.Igualmente, advierten de Sight Consulting, “mínimo debe tratarse de alguien con experiencia o formación en el área empresarial u organizacional.

Hay sicólogos, administradores o abogados orientados a eso; pero tienen que ser personas que conciban el tema del talento humano como factores claves y determinantes para los logros de una empresa”.RR.HH se reconoce como un área de Staff, de apoyo, estar en segundo nivel dentro de la organización porque debe estar en permanente comunicación con el gerente para canalizar las situaciones. “Lo que esta área ofrece como valor agregado es gestionar lo más importante que tiene una empresa que es la gente; desde aspectos como la estrategia, selección, garantizar los mejores recursos para la organización; así, quienes ingresen tengan la inducción adecuada, los procesos de formación y capacitación indicados, procesos de desarrollo de su área profesional y personal de manera adecuada.

Obviamente, que vele de forma integral porque todos sean remunerados de la manera adecuada, y genere diferentes esquemas para que a través de las áreas se agregue valor con las personas y los procesos de la organización”, añade.


¡NO SE QUEDE ATRÁS!

En el sector, hay que comenzar a pensar en procesos de gestión humana, no en procesos grandes como planes de carrera, sino “en cómo pueden seleccionar la gente que requieren y frente a eso cómo garantizar que esas personas cumplan ciertos aspectos importantes, es decir, que sean competentes en el servicio y tengan la capacidad de aprender fácilmente”, sugieren de Adecco. Asimismo, para ACRIP, la idea de contar con un experto en RR.HH dentro de una empresa, es “que la gente que llegue se comprometa con la organización, se le retribuya lo justo económicamente para que puedan cumplir con sus compromisos, que se les respete como persona, y se les brinde las condiciones para desarrollarse y desarrollar su trabajo.

Además, está la confianza, los trabajadores tienen que sentir que laboran en un lugar donde sienten confianza y sientan seguridad, que tienen estabilidad porque cuando ocurre lo contrario las personas hacen mal su trabajo y la producción se baja notablemente”.“Hay que dejar de trabajar en contravía”, afirma Rosalba Montoya, gerente general de Manpower de Colombia, “teniendo en cada empresa a una persona consciente del poder del talento humano, es posible ayudar a buscar las mejorías en los demás, de ayudarlos a crecer; es una inversión a nivel administrativo, pero cuando se generan oportunidades de gestión, las situaciones se vuelven un boomerang y el dinero regresa”.

TODAS LAS EDICIONES >

 

Última Edición

Que lo Motiva a asistir a un evento como EXPOFIERROS ?

Suscríbete al boletín electrónico y descarga el documento

* campos obligatorios