DISPOSITIVOS DE PROTECCIÓN ELÉCTRICOS: USO Y CARACTERÍSTICAS

DISPOSITIVOS ELECTRONICOS

Son aparatos que resultan muy útiles para proteger las instalaciones eléctricas cuando el funcionamiento habitual ha sido alterado o presenta fallas en la conexión, y que no pueden faltar en las ferreterías.


Estos dispositivos eléctricos se encargan de descontinuar la energía en circunstancias anormales del funcionamiento de las instalaciones, se trata de productos de uso obligatorio porque, algunos, son capaces de detectar fallas e impedir daños que puedan afectar a las personas en el área circundante.

SOBRE LOS DISPOSITIVOS

En palabras de Mauricio Sarmiento, jefe de laboratorio de Ave Colombiana Ltda., se trata de “dispositivos diseñados para detectar fallas a tierra y cortos circuitos cortando el suministro de energía a los circuitos, y, de esta manera proteger la vida de las personas y los bienes materiales”.

Asimismo, de Schneider Electric, aseguran que esta clase de dispositivos “tienen la responsabilidad de proteger a las personas y a las instalaciones contra efectos dañinos provocados por fallas eléctricas y/o mal funcionamiento de los equipos. La velocidad de respuesta, es la principal característica que debe tener un dispositivo de protección, ya que debe despejar una falla en el menor tiempo posible. Hay marcas en el mercado que demoran demasiado tiempo en el despeje de una falla, como en el caso de un cortocircuito. Dependiendo del tipo de aplicación existe una protección adecuada“.

Estos dispositivos velan por la seguridad de la instalación eléctrica “haciendo el proceso de distribución y uso de la energía eléctrica de forma segura. Se caracterizan según su función, tecnología y forma de operación. Los dispositivos no son necesarios, son obligatorios porque garantizan el buen funcionamiento de las instalaciones eléctricas y ayuda a prevenir accidentes, incendios y electrocución”, señala Oscar Vera, investigador de producto de Eléctricas Bogotá.

CLASIFICACIÓN

Los dispositivos pueden clasificarse según su función de protección. Según Eléctricas Bogotá, es posible teniendo en cuenta “la sobrecarga, cortocircuito, fallas de aislamiento, contactos indirectos, sobretensión, baja tensión y descargas de alto voltaje. También, según la tecnología de fabricación electromecánicos, electromagnéticos, electrónicos y fungibles (que se consumen en su uso)”.

CONSECUENCIAS DEL MAL USO

La principal aplicación de estos equipos es precisamente la protección y la seguridad dentro de los procesos de generación, distribución y uso de la energía eléctrica. Por ello, “la adecuada instalación depende directamente de la buena selección del dispositivo de acuerdo al tipo de protección y el diseño de un esquema de protecciones; por ejemplo, un equipo de protección de contactos indirectos, así tenga la marca de 20Amperios, no significa que corte por sobre corriente de 20Amperios”, advierten. La instalación de los equipos de protección es acorde a un diseño previo soportado por cálculos y dimensionamiento apropiado, con el servicio final de instalaciones eléctricas.

Para Schneider, estos dispositivos deben ser instalados por personal calificado y “se escogen básicamente por tres variables: corriente nominal, corriente cortocircuito, y tipo de aplicación”. Por su parte, Ave Colombiana, asegura que estos productos se pueden clasificar por el tipo de falla que pueden detectar, es decir, “fallas a tierra, corto circuito, sobre carga. Se usan a nivel residencial, comercial e industrial para la protección eléctrica”.

CONEXIÓN Y SEGURIDAD

Por su parte, Eléctricas de Bogotá, asegura que uno de los errores frecuentes es el sub dimensionamiento y el sobredimensionamiento. “La primera, hace que la instalación sea incapaz de suministrar durante todo el tiempo de servicio, la energía que se requiere, y, la segunda, por el contrario, no es segura y en la mayoría de los casos ocasiona sobrecalentamiento de los conductores llevando a incendios”.

El mal apriete en las conexiones, por exceso y por falta de apriete, hacen parte de los errores más comunes de uso, señala Schneider. “Los dispositivos de protección con capacidades de ruptura diferentes a las que realmente se necesitan, y los sobredimensionados para la capacidad real del circuito, también”, añaden.

Cabe tener en cuenta que, para los dispositivos para fallas a tierra que se instalan en zonas húmedas, éstos son sometidos a una entrada excesiva de agua, “causando el daño del mismo y dejando sin protección ese punto de la instalación”, advierten de Ave Colombiana. Igualmente, recomiendan para una adecuada instalación: “cortar el suministro eléctrico, realizar las conexiones eléctricas teniendo en cuenta los torques que especifica el fabricante, realizar el aseguramiento mecánico del dispositivo, y, energizar el circuito”.
 

TODAS LAS EDICIONES >

 

Última Edición

 

Que lo Motiva a asistir a un evento como EXPOFIERROS ?

Catálogo Pattex

 

Suscríbete al boletín electrónico y descarga el documento

* campos obligatorios