Fibras de acero Dramix: La evolución del acero

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar
Fibras de acero Dramix: La evolución del acero

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La evolución en los procesos siderúrgicos ha beneficiado de forma contundente a todas las industrias; un ejemplo de ello es evidenciado en la construcción y más especí­ficamente en el concreto, que con las fibras de acero ha mejorado notablemente su rendimiento y durabilidad en las estructuras en que es utilizado. Las construcciones son un elemento determinante a la hora de evaluar el nivel de desarrollo de una sociedad, puesto que, dependiendo la calidad de su realización, perduran en el tiempo y se convierten en referentes importantes a la hora de recordar un pueblo, ciudad o paí­s. Pero todo depende de la resistencia de los materiales que sean usados y su correcta combinación. Para que las estructuras tuvieran mayor resistencia, las civilizaciones antiguas mezclaban fibras naturales como pasto, fique, junco o pelo animal con el adobe o barro utilizado en la construcción; materiales que minimizaban la tendencia a la fisuración y mejoraraban el desempeño del material frente a la tensión.
Las fibras como tal, son elementos de longitud corta y diámetro pequeño, que pueden ser utilizadas para formar hilos del material.
En la actualidad, gracias a las investigaciones las fibras han ganado un lugar importante como refuerzo en la construcción. En el mercado se encuentran fibras de polipropileno, vidrio, nylon y las de acero que cumplen la misma función de las fibras utilizadas siglos atrás, con la diferencia de que son creadas con especificaciones técnicas y en materiales más resistentes, respondiendo a necesidades especí­ficas en la industria y la construcción Particularmente, las fibras de acero, según estudios técnicos mezcladas con el hormigón o concreto, incrementan significativamente las propiedades fí­sicas de este último. Haciendo un mejor control de fisuras, dándole flexibilidad y durabilidad. Bekaert lí­der tecnológico de la fabricación de fibras de acero Dramix a nivel mundial empezó con las investigaciones en los años 70s. En los 90s inicio la comercialización a nivel mundial. Desde esa época hasta hoy ha desarrollado persos tipos de fibras con los mayores estándares de calidad avalados por normas internacionales. En Colombia el uso de las fibras inició su crecimiento en el año 2000 en obras subterráneas; posteriormente se empezó a utilizar como refuerzo principal en pisos industriales. Más de 4.000.000 de m2 de pisos en el paí­s evidencia esta tendencia. En el 2012 se lanzaron dos tipos de fibras Dramix MallaEnBolsa que sirve para reforzar losas de contrapiso de cargas no mayores a 500 kg/m2. Y las fibras 4D y 5D para aplicaciones estructurales. La fibras Dramix se pueden adicionar en la plantas de concreto, directamente en los carros que transportan el concreto, trompos o en la mezclas manuales. Tres conceptos son fundamentales: relación de esbeltez, anclaje y resistencia a la tracción del alambre. La relación de esbeltez es, básicamente, la proporción entre longitud (l) y diámetro (d) de la fibra de acero; el anclaje es la capacidad de adhesión al concreto de la fibra por sus deformaciones en los extremos; y la resistencia a la tracción es el esfuerzo que resiste la fibra frente fuerzas opuestas ejercidas sobre ella. Las fibras Dramix cumplen cada uno de estos conceptos y lo certifica el hecho que cada una de los tipos de fibras y las plantas donde se producen tiene CE. Este sello lo Otorga la Comunidad Económica Europea donde especifica claramente que el producto esta sometido a un continuo control de calidad, que cumple la norma EN 14489-1 para uso estructural y cada uno de los tipos de fibras cuenta con una etiqueta con las propiedades y las dosificaciones mí­nimas. Esto es una herramienta de control para aquellos que utilizan las fibras en cualquiera de sus aplicaciones. Las principales aplicaciones de concretos reforzados con fibras de acero son las losas de contra piso para cargas menores a 500kg/m2, losas de contra piso para bodegas y centros comerciales, pavimentos industriales, pavimentos viales, pavimentos en muelles, parada de autobuses, pisos sin juntas, cuartos de refrigeración o congelación, zonas de estacionamiento de aviones en aeropuertos, hasta losas de cimentación sobre pilotes o para almacenes auto portantes. Otras aplicaciones importantes son la estabilización de taludes y reforzamientos primarios y finales en túneles y minas, tubos en concreto y elementos prefabricados.

Beneficios de este sistema de fibras 

La función principal de las fibras de acero está ligada a dos aspectos principales: el control de la propagación de una fisura en el concreto, reduciendo la abertura de la misma. Y la transformación de frágil a dúctil en cuanto al comportamiento mecánico. Cuando el industrial o constructor utiliza fibras de acero en el concreto, asegura un refuerzo uniforme en todo el espesor de concreto que sustituye el acero convencional de la malla electro soldado o la varilla en las aplicaciones nombradas anteriormente; hecho que puede significar un ahorro en costos entre el 15 al 20% entre la mano de obra, amarres, cortes, almacenamientos, transportes, tiempos de obra, optimización de espesores y ancho de juntas. En sí­ntesis, las cinco ventajas primordiales del hormigón con fibra de acero son:
  • Hormigón dúctil (fácil de deformarse, moldearse, malearse o extenderse) con una capacidad elevada de soporte de carga.
  • Control de fisuras.
  • Vida útil mayor
  • Resistencia al desgaste
  • Aplicación rápida y fácil.
  • Solución rentable.

Todas esta beneficios sumado a la experiencia tecnológica en la fabricación y desarrollo de las fibras Dramix hace que hoy sea una alternativa confiable de refuerzo y una aporte a la ingenierí­a en Colombia. Si desea conocer más información acerca de la lí­nea Proalco, diligencie el siguiente formulario.